El viaje siempre soñado, con emocionantes sorpresas. Dejándonos sorprender por Àngels.

Marruecos, un país de contrastes, olores, amabilidad. Llegamos a Marraquesh y era ambiente, ruido, gente… un guía nos llevó a nuestro Riad, en una calle con poca luz, una puerta pequeña, entramos y todo era silencio, paz. Era una casa preciosa, con patio, con habitaciones a cual la mas bonita. Ya nos esperaban con la cena, mmmm, riquísima… Ahí empezó una ventura de 5 días inolvidables hacia el desierto.

En el viaje, organizadísimo, incluía un 4×4 con nuestro chófer durante los 5 días, un chico encantador, y hablaba español. Y lo demás lo teneis que descubrir solos……… el desierto!

Muy agradecidos por todos los servicios prestados, aquí en Tarragona y en Marruecos. Mil Gracias!!!

Bea y Fer

Comentarios