Circuito privado al sur de Marruecos

Dicen que cuando salimos de nuestra zona de confort, de aquello que nos es conocido y cotidiano, es cuando desarrollamos el potencial que todos tenemos.

Dicen que las emociones se quedan grabadas en nuestro cuerpo, los sentimientos que experimentamos nos van modelando como personas y dicen, que este viaje nos proporcionará vivencias y experiencias que, quizás sin darnos cuenta, serán fuente de inspiración en nuestras vidas.

Reservar ahora Haz una pregunta


Día 1

Dia 1:  Barcelona- Marrakech.

Os estaremos esperando en el aeropuerto con el 4×4 y nos dirigiremos al riad, dentro de la medina, y muy cerca de la Plaza Jmaa El Fna.
Empieza nuestra aventura, un país distinto, con sus costumbres, tradiciones y paisajes .

Pisaremos Marrakech y su plaza, Patrimonio inmaterial de la Humanidad por la Unesco, La Plaza Jmaa el Fna es uno de los principales espacios culturales de Marrakech y un símbolo de la ciudad desde su fundación en el siglo XI. Presenta una concentración excepcional de tradiciones culturales populares marroquíes que se expresan a través de la música, la religión y diversas expresiones artísticas.
Marrakech es una ciudad de colores, olores, caras,… es el bazar donde todo es posible y donde todo puedes encontrar, es la ciudad para pasear por las callejuelas laberínticas del zoco y perderte sin saber a dónde llegarás pero con la seguridad que te sorprenderá cada esquina.
Pasear por la plaza Jmaa el Fna de Marrakech al atardecer nos abrumará, los tam-tams, las serpientes, los macacos, el bullicio de la gente, las calesas, las luces, los olores, es cuando la plaza toma vida, nos mezclaremos, fluiremos, observando todo lo que nuestros ojos sean capaces de retener.

Pasaremos nuestra primera noche, con la calma que proporcionan los jardines de los riads observando ya un cielo estrellado antes de irnos a dormir, a la espera de todas las aventuras que vamos a disfrutar estos días.

Viviremos nuestra propia historia de las mil y una noches, sus riads, su bazar, sus palacios,… Regatearemos en los zocos, descansaremos tomando un té o un café.

Día 2

Dia 2: Marrakech – Atlas – Aït Ben Haddou – Ouarzazat – Palmeral de Skoura – Datos. (310Km-5 h)

Buenos días!! ¿Preparados para la ruta? Hoy empezamos nuestro circuito hacia el sur de Marruecos, empezamos una aventura nueva, exótica, llena de experiencias y sensaciones.

Ya empezamos a reconocer sonidos como propios, mientras desayunamos en la terraza del riad, con un buen zumo de naranja, mermeladas, crepes, café, solecito en la cara, escucharemos desde los minaretes como llaman a rezar a los musulmanes, y al salir del remanso del riad, notaremos que nos hemos vuelto más agiles, que andamos entre el bullicio como una más, y que todo va tomando aquella forma de vivir y sentir que ya no podremos olvidar.

Os recogeremos en el riad a primera hora de la mañana. Nos espera un gran día, dirección a las montañas del Atlas y a la ruta de las 1000 kasbahs,

Hoy descubriremos la naturaleza salvaje de Marruecos, el Atlas, y sus pequeños pueblos de adobe enganchados en la montaña.

Hay que traspasar el gran Atlas por Tiz-n-tichka a 2.260 metros de altura para después ir descendiendo hasta llegar a Ksar Aït Ben Haddou.

La kasbah más bien conservada de Marruecos, y punto de paso de las rutas de las caravanas hasta inicios del siglo XX, dónde hasta hace unos años todavía vivían familias y dónde ahora, todo un grupo de pequeños artesanos, muestran sus productos en pequeñas tiendas por los callejones de la kasbah.

Ksar Aït ben Haddou es monumental, mágica, impacta, es una ciudad fortificada Patrimonio de la Humanidad.
Vamos a recorrerla!!
Después continuamos ruta hacia el valle de Dades pasando primero por el valle de las rosas, Kalaat M’Gouna, la kasbah de Amirdil, el palmeral de Skoura,…para llegar al atardecer a Boumalne Dades donde pasaremos nuestra segunda noche.

Día 3

Dia 3: Boumalne dades – Gargantas de Todrá- Tinerhir – Alnif – Zagora . (290Km- 3,30h)

Que placer!!, la luz de este nuevo día nos ayuda a intuir el desierto, despues de desayunar, cargamos maletas al 4×4 y nuestro destino será Zagora, la última ciudad antes de adentrarnos al salvaje desierto del Sahara en Marruecos, Erg Chigaga.

Pero la ruta nos llevará antes a disfrutar de las gargantas de Todrá, de Alnif y del mágnifico palmeral del Draa.

Todos los colores en un solo día, todos los paisajes, gargantas rocosas, valles verdosos, burritos, palmeras, niños, mujeres con trajes de la región, mercado repleto de especias, lanas, verduras, aceitunas, alfombras, …

Pasaremos nuestra tercera noche en el interior del palmeral del Draa, el segundo palmeral más grande de África, con más de 150 kilómetros de palmeras, coge su nombre del rio Draa, es el río más largo de Marruecos, discurriendo desde su nacimiento en el Alto Atlas hacia el sur por lo que hoy es la frontera de Argelia, sus aguas se filtran en las arenas del desierto después de M’Hamid el Guizlane y prosiguen su curso de forma subterránea, dirigiéndose durante más de 600 kilómetros hacia el Atlántico.

Día 4

Dia 4: Zagora – Tamegroute – M’hammid el Guizlane – Erg Chigaga. (160 Km- 3,30h.)

Buenos días!!
Esta mañana podemos realizar un pequeño treking por el Jbel Zagora y el palmeral.
Es una experiencia gratificante, caminar y observar la vida cuotidiana de los lugareños, el cultivo de hortalizas, cereales en el palmeral, además de los dátiles, las vistas desde el Jbel, los buenos días sinceros con aquellos que nos crucemos.
Al finalizar, continuamos ruta, hacia el sur, más al sur, hacia el desierto.
Las palmeras irán dejando paso a los tamarindos y las acacias.

Parada en Tamegroute dónde visitamos su famosa biblioteca coránica que data sus orígenes en 1575 y dónde todavía quedan unos 4.000 manuscritos originales.
Pero Tamegroute es también un pequeño pueblo con callejones subterráneos, donde los artesanos alfareros trabajan el barro hasta conseguir piezas únicas, conocidas también por su color verde.

Continuamos serpenteando la carretera hacia M’Hamid el Ghizlane, el último Palmeral del río Draa, justo dónde empiezan las grandes dunas de arena y la frontera con Argelia.
En M’hammid se acaba la carretera, a partir de aquí empieza el desierto, dejaremos atrás la vida y pasaremos por dunas y hamadas, acacias y finalmente llegaremos al vivac de haimas, en medio de la nada, dónde nos estarán esperando los dromedarios para dar un paseo por el desierto.

Aquí pasaremos la noche, rodeados de dunas y más dunas, dónde la puesta de sol será el gran espectáculo del día.
Sentados en la cima de una duna veremos anochecer y la llegada de las estrellas, primero una, después dos,.. hasta que estén todas , millones de estrellas que contemplaremos tranquilamente tumbados en una alfombra o alrededor de un fuego con la música de los tam tams y las canciones de los hombres del desierto.

Día 5

Dia 5: Erg Chigaga – Lago Iriki – Foum-z-guid – Ouarzazat. (265 Km-4h)

Despertar en el desierto es un momento mágico, asomar la cabeza y admirar donde estamos!!
El silencio absoluto, el solecito que reconforta del frio de la noche, el paseo por las dunas, antes del desayuno,…

Cuando el sol empiece a estar alto, retomaremos la ruta, todavía nos queda desierto para descubrir, todavía nos queda el Lago de Iriki, inmenso, un lago seco lleno de vida. Podemos no ver nada o podemos descubrir dromedarios, pájaros, alguna familia nómada,… podemos parar y buscar fósiles, o tomar un té con algunos nómadas, o lo que nos plazca, pero poco a poco debemos salir del desierto para remontar, hacia el norte, hacia Ouarzazat.

En Ouarzazat podemos visitar la Kasbah de Taourirt, una de las más bonitas de Marruecos, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que alberga el Palacio del gran pachá de Marruecos, antiguo dueño de todas las tierras del Átlas, la kasbah data del siglo XVIII con consecutivas construcciones hasta el siglo XX.

Si nos apetece, también podemos entrar a visitar los estudios de cine, en Ouarzazat se han rodado muchas de las películas que conocemos: El cielo protector, Gladiator, Juego de tronos, Lawrence de Arabia, etc.

Aquí, en Ouarzazat, pasaremos la noche.
Mientras esperamos la cena, seguro que las vivencias de estos días estarán presentes, todavía encontramos arena en nuestras cosas,…

Día 6

Dia 6: Ouarzazat – Valle de Asnif Ounila- Marrakech. (200Km-4h)

Hoy nuestro destino es Marrakech, para llegar saldremos de la ruta convencional y exploraremos el valle de Asnif Ounila, y reseguiremos la ruta de las antiguas caravanas, la kasbah de Telouet, las historias de los Ksars, de sus pachas, de sus amadas, de como el Pachà Thami El Glaoui mandó cazar 12 gacelas para complacer a su amada, y quizás por esto hoy es un halago que un muchacho le diga gacela a una chica.

Un valle en donde la montaña esconde las kasbahs y los pueblecitos con sus trasiegos, el rio al fondo del valle y el verdor, reseguiremos Tzen Telouet a 2634 metros y retomaremos la ruta convencional hacia Marrakech.
Finalmente, regresamos de nuevo a Marrakech, quizás su bullicio nos aturda un poco más que el primer día, venimos del silencio, de la vida pausada, de paisajes infinitos,… y el patio del riad puede ser una buena acojida, un remanso de paz donde descansar.

Día 7

Dia 7: Marrakech – Aeropuerto

Buenos días!!! Hoy tenemos todo el día para disfrutar de Marrakech!!!

Marrakech es el estrés de los coches, motos, carros, bicicletas, camiones y autobuses, y es la paz del patio de nuestro riad iluminado con velas a la noche y por el sol con aroma a limones y naranjos, durante el día.

Es una ciudad medieval, amurallada, donde los curtidores trabajan las pieles como hace no sé cuántos años, pero también es la Mamounia, el lujo, los maseratis, los campos de golf, las mansiones y los palacetes.

Es taghim, cous-cous, dátiles, frutos secos, zumo de naranja y té a la menta, es la plaza Jmaa-el-Fnaa, tranquila por la mañana y transgresora a la noche.

Marrakech es el lujo de una cerveza bien fresca en una terraza donde descansaremos agotados después de rodar y regatear, contemplaremos en silencio las montañas del Atlas, las buganvilias y las palmeras, y un silencio interior y embriagador que se romperá con la llamada a la oración des de las diferentes mezquitas que hay esparcidas por la ciudad.

Es la ciudad de acogida de escritores, pintores, artistas. Los Jardines de Majorelle fueron durante años espectadores de las grandes fiestas que Yves Saint Laurent organizaba, él pasaba largas temporadas. Goytisolo, el escritor, vivió allí, cerca de la plaza, le gustaba el Café de la France, a nosotros también.
Sentarse y dejarse llevar por el ir y venir de la gente.
Y al final del día, recogeremos nuestras maletas para dirigirnos al aeropuerto.
Volvemos a casa.

El circuito no incluye
  • Vuelos.
  • Comidas no especificadas en el circuito.
  • Seguro opcional de viaje.

El circuito incluye
  • Conductor privado durante todos los días del circuito.
  • 4×4 Land Cruiser, Mitsubishi o similar.
  • 3 noches de hotel/riad con cena y desayuno.
  • 1 noche de vivac en el desierto, con cena y desayuno
  • 2 noches de riad en Marrakech con desayuno.
  • Visita a la Kasbah Aït Ben Haddou, con guía privado de habla española. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
  • Visita a las gargantas de Dades y Todrá.
  • Zagora. La puerta del desierto.
  • Caminata por el Djbel Zagora y el palmeral con guía.
  • Visita a la biblioteca de Tamegroute y los artesanos de cerámica.
  • Noche de vivac en el desierto.
  • Paseo en dromedarios por el desierto.
  • Visita a la Kashba Aït Ben Haddou. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco
  • Ouarzazat. Visita a la Kasbah de Taourirt. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
  • Excursión por el valle de Ounila Asnif y la ruta de las 1000 Kasbahs.
  • Visita a la Kashba de Telouet.
  • Marrakech, La perla del sur. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
  • Visita a la medina de Marrakech, plaza Jmaa el Fna y los principales monumentos con guía privado de habla española.