Este viaje sin duda nos ha marcado a los cuatro para siempre… ha sido una aventura que ha ido mucho mas allá de nuestras expectativas y de lo que podrías considerar unas vacaciones normales y sin altibajos…

Marruecos es sorpresas, olores, colores, es un viaje al pasado que te enseña y te nutre muchísimo como persona, es su gente y su saber darlo todo teniendo poco, para mi no pudo haber una mejor manera de recibir mis 40 años, y para mis hijos sin duda una vivencia que no se aprende en la escuela y que les marca el pasaporte de la vida. Muchas gracias a Angels porque es mucho mas que la persona que organiza tu circuito, con ella vives el viaje 3 veces, antes, durante y después, con sus atenciones y sus apasionantes conversaciones sobre algo que sin duda vive contigo, Marruecos y adentrarse en el.

La experiencia de la noche en el desierto es sencillamente mágica, el viaje entre las montañas del Atlas, entrar en dromedario por las dunas, ver el atardecer en la cima de una de ellas, y luego la noche con los cantares de los bereberes alrededor del fuego, una energía que te penetra por cada poro que no se puede describir con palabras… hay que vivirlo!!!

Haber hecho este viaje ha sido una gran decisión y una experiencia que no olvidaremos jamás!!!

Ana Larrañaga

Comentarios