Viajar a Marruecos es una experiencia inolvidable. Si ademas el viaje transcurre por la ruta mas bella del sur de Marruecos, nos permitirá conocer a los alfareros de Tamegroute.
Tamegroute es un pequeño pueblo a unos 20 kilómetros de Zagora, ubicado en la ruta del palmeral del Draa, una ruta que nos acompañará en nuestro circuito personalizado durante más de 150 kilometros desde Agdz hasta M’hamid el Guizlane.

La artesania es una de las actividades principales de Marruecos, los artesanos trabajan de manera manual la lana, la madera, el hierro, el yeso, el cuero y también el barro.
En Tamegroute los artesanos, son alfareros. En la pequeña cooperativa, junto a la carretera, podremos admirar su agilidad y precisión para fabricar la cerámica de color verde, típica y originaria de la región.


Amasan la arena fina con agua y con los pies, luego con las manos, consiguen así la masa para poderla modelar en un torno manual hundido en el suelo.


El esmalte natural, mezcla de tres minerales que configura su color verde, se aplica a las piezas de cerámica para luego cocerlas en un horno de leña.
Una vez visitado todo el procedimiento, podremos admirar con más conocimiento las piezas terminadas en el espacio que tienen para su exposición.

Familias enteras viven en Tamegroute de la cerámica de el Ksar El Hart n’Iaamine. Un Ksar, parte de el subterráneo, digno de ser visitado. En el, nuestros ojos se acostumbraran a la escasez de luz, en diferencia de la que hay en el exterior y tambien agradeceremos la temperatura de su interior, los niños corriendo por las callejuelas y las mujeres sentadas junto a la puerta de sus casas. Otra manera de vivir que les permitió durante años seguridad y ahora una temperatura agradable alejada de los estragos del sol de África.
Pero Tamegroute, este pequeño pueblo bereber del sur de Marruecos, antiguo centro religioso que acogió la biblioteca mas grande de todo Marruecos, aun preserva más de 4.000 ejemplares, manuscritos originales en una pequeña biblioteca coránica.
Y esto es solo una pequeña parte de Tamegroute, porque tambien es la sonrisa de los niños, las palmeras con sus ombrias donde reposan los hombres, el cantar de los pájaros durante nuestro paseo, los burritos cargados de leña, un té inesperado ofrecido desde la humildad y la hospitalidad, el recuerdo del plato de cerámica envuelto en papel de estraza que nos ha enamorado y que es único e irrepetible.
Y esto es viajar, vivir experiencias únicas e irrepetibles, con nuestros circuitos personalizados.

Más información: https://en.wikipedia.org/wiki/Tamegroute

Comentarios

Tripadvisor