En un pequeño pueblo de montaña, en el Alto Atlas, a 100 kilómetros de Marrakech, por una carretera secundaria, se encuentra Tinmel.

Vistas del pequeño pueblo de montaña de Tinmel

Este pequeño pueblo fue la cuna del imperio almohade, desde allí empezaron a guerrear contra los almorávides y se convirtió en un lugar clave históricamente, artísticamente y espiritualmente.

Vistas del pequeño pueblo de montaña de Tinmel

Nos encontramos en el año 1.156, el año en que en el pequeño pueblo de Tinmel construyeron una mezquita en honor al fundador de la dinastía almohade.

Foto mezquita de Tinmel

Solo 2 mezquitas se pueden visitar en Marruecos, la mezquita de Tinmel y la mezquita Hassan II en Casablanca.
La mezquita de Tinmel no está dentro de las rutas turísticas, como le ocurre a la mezquita de Casablanca.
Evidentemente, hay que querer visitarla.

Foto mezquita de Tinmel

Para aquellos viajeros que dispongan de tiempo y de curiosidad, merece la pena. Estamos hablando de una mezquita que ha sido catalogada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El peso de la historia en el silencio de unas arcadas que transmiten la fuerza de un imperio, extendido desde las montañas del Atlas hasta Trípoli,

Al Ándalus y África subsahariana.

Un viaje para cada viajero, esta es nuestra manera de acercar Marruecos a nuestros clientes.

Viajes personalizados, a medida.

Foto mezquita de Tinmel Foto mezquita de Tinmel

Ahora que ya tenemos claro que este verano vamos a poder disfrutar de nuevo de un viaje en nuestras vacaciones, ahora que empezamos a pensar en posibles destinos, y sabiendo que las reservas anticipadas son más económicas, vamos a contaros las ventajas de un viaje a Marruecos en verano.

Para muchos, Marruecos es calor en verano, y por lo tanto no es un destino a tener en cuenta. Sin embargo, para los que conocemos bien marruecos, sabemos que en verano hay infinidad de rincones preciosos, sin aglomeraciones, salvajes, en plena naturaleza en donde el clima es temperado e incluso fresco, sobre todo por las noches.

Un verano sin aglomeraciones viajando en Marruecos

Si os apetece un paseo por playas interminables, totalmente vírgenes y sin aglomeraciones en pleno verano, ¡Marruecos es vuestro destino! A lo largo de toda la costa Atlántica, vamos a disfrutar de pequeños pueblos pesqueros, de playas preciosas, en donde podemos realizar múltiples actividades, desde tumbarnos al sol, realizar una excursión en quads, o en dromedarios, practicar el surf, y zamparnos una buena comilona de pescado fresco a la brasa.

Agadir, Taghazout, Essaouira, Oualidia, Asilah…, pequeñas medinas blancas, con portones azules, y buganvilias coloridas para descubrir.

¿Y los alojamientos? Hoteles exquisitos, Riads maravillosos, servicio excelente.

Circuitos a Marruecos personalizados y testados por nosotros.

Todos nuestros circuitos personalizados han estado testados por nosotros y hemos elegido las mejores opciones para poderlas compartir con vosotros.

¿No os gusta la playa? ¿sois de montaña? Entonces nos vamos a las montañas del Rif, a Chefchaouen, una joya, la perla azul y nos adentramos para descansar en plena naturaleza en Akchour, o quizás nos vamos al Gran Atlas, con la cima del Toubkal a 4.167 metros de altitud y nos relajamos con el maravilloso paisaje de su cordillera, tumbados en la hierba, descansando de una excursión o de un treking.

Marruecos en verano ¡es precioso!, ahora ya no sirve la excusa del calor.

Dicen que Marruecos es el país que viaja en ti, quizás porque todo lo que imagines, allí lo vas a encontrar. Naturaleza en estado puro, hospitalidad asegurada, alojamientos con encanto, comida exquisita, cultura y tradición, dromedarios, quads, globos, 4×4, mulas, …

¿Vamos a preparar nuestro circuito personalizado a Marruecos? Dicen que un buen viaje se vive 3 veces, cuando lo imaginas y lo paneas, cuando lo realizas y finalmente, cuando lo recuerdas.

¿Empezamos ya a viajar?

 

 

1001 Tours Morocco foto 4x4 tours

Recorrer todo Marruecos, de eso va tambien nuestro trabajo.

Kilómetros de ruta, de  Tanger a Dakhla, de Asilah a Rissani, chequeando los mejores alojamientos, aquellos que traspuan bienestar, los mejor ubicados y los que ofrecen un servicio exquisito.

1001 Tours Morocco foto riad

De avistar nuevos paisajes  tambien va nuestro trabajo,  los auténticos rincones salvajes ya sean playas, desiertos o montañas, elegir la combinación perfecta para un viaje inolvidable.

1001 Tours Morocco foto Kasbah

De probar y testar restaurantes, de pequeños pueblos o de ciudades imperiales, los más sabrosos, los que cuidan cada detalle, aquellos para los que nos espera una cena exquisita, sentados en torno  a una mesa redonda con nuestros amigos o familia o aquellos que en plena ruta, llenaran nuestro cuerpo de energia positiva para continuar.

1001 Tours Morocco foto jardines

1001 Tours Morocco foto restaurant

De experimentar un trekking con dromedarios, ya sea en el gran desierto del Sahara, en Erg Chigaga, o recorrer las playas salvajes del Atlántico, o con las mulas para los amantes de la montaña en la gran cordillera del Atlas, descubriendo los pequeños pueblos de adobe enganchados en las laderas de las montañas.

1001 Tours Morocco foto dromedario

De experimentar todas y cada una de las actividades infinitas que ofrece Marruecos, una excursion de quads, un viaje en globo, un paseo por mercados autóctonos , una visita a palacios, un hammam, los museos , de esto tambien va nuestro trabajo, de sentirlas y memorizar las emociones, de regatear en los zocos, de conversar con los nómadas, los pastores, los artesanos, los pescadores, de todo esto tambien va nuestro trabajo para que podamos, después, compartirlo con todos vosotros con la ilusión de que vuestro viaje sea una gran experiencia, un recuero fantástico en vuestras vidas.

1001 Tours Morocco foto Chefchaouen

Foto desierto Agafay

Viajar con niños 1001 Tours Morocco

Foto de Tánger por 1001 Tours Morocco

Tánger, ciudad vecina con Tarifa del Estrecho de Gibraltar, allí donde el Océano Atlántico se convierte en Mar Mediterráneo, allí donde solo 14 kilómetros de mar separan el continente de Europa del continente de África, es una de las ciudades míticas del Mediterráneo, quizás por su enclave geográfico tan estratégico y también quizás porque durante los años 30, 40 y hasta el 1956 fue una ciudad internacional, bajo el mando de un comisionado internacional compuesto por varios países.

La Zona Internacional de Tánger gozó de un estatus especial, y se convirtió en el punto de encuentro de artistas, de consulados y ejércitos, de buscavidas, de espías y contraespías, huyendo de la Europa convulsa y se convirtió en el glamour de las fiestas en los grandes hoteles como El Continental, abierto desde 1.865, frente al puerto de Tánger y en donde se han alojado figuras tan importantes como Churchill y en donde la novela del “Tiempo entre costuras” acoge a Sira, su protagonista.

El Continental es uno de estos hoteles que transmiten su historia vivida, como el hotel La Mamounia en Marrakech.

Hoy, que el lujo se ha convertido en estándar, este hotel quizás no cubriría vuestras expectativas, sin embargo, atesora el lujo que no se puede comprar, ¡lo vivido! que impregna sus estancias y le confiere una personalidad única.

Solo subir por sus escalinatas es suficiente para intuir que es un lugar especial donde el tiempo se detuvo, admirar su auténtica decoración marroquí, sus mosaicos, su fina artesanía, avanzar por los salones tal y como avanzaron por ellos, asomarse desde la terraza para disfrutar de unas vistas panorámicas al mar y a la gran avenida que bordea el mar.

Tomaremos un café para dirigirnos al zoco chico, y un té a la menta en la terraza del café Hafa.
Viviremos el Tánger de Fortuny, Delacroix, Beaton, Barona, Goytisolo, Bowles, Rolling Stones, y un sinfín de personas especiales que han influido en convertir la ciudad de Tánger en una ciudad especial.

Dicen que Tánger es la puerta de África, desde ella podemos iniciar circuitos personalizados hacia el sur de Marruecos, empezando a avivar emociones y experiencias únicas e inolvidables.
Y como viajar, implica sensibilidad, diseñar viajes a tu medida, también. La sensibilidad por un país que nos encanta y del que te mostraremos su vida real, saliendo de los típicos turísticos de masas.

Essaouira es la perla del Atlántico.
Es el azul del mar y del cielo, el azul de sus barcas, de sus ventanas y de sus taxis.
Essaouira. Solo pronunciar su nombre nos acerca a las olas, a los vientos alisios, a las gaviotas, a pescado fresco, a casas encaladas, a música gnaoua y a artistas.
Es la paz, el aire húmedo del mar, el clima templado y el viento.
Es un ritmo de vida al estilo de la música de Bob Marley.

 

Su medina, coqueta, con pequeños restaurantes y terracitas. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, una de las más bonitas de Marruecos, protegida por la muralla, te acoge para que puedas pasear, pausadamente, sin prisas, observando el trabajo de los artesanos, reconocidos ebanistas, las múltiples galerías de arte, las pequeñas tiendas de música, y como no, las boticas con múltiples productos elaborados con aceite de Argán.

 

Essaouira foto tienda 1001Tours Morocco

Essaouira, a orillas del Atlántico y en la región de Marrakech-Safi es también cuna de cooperativas de mujeres que elaboran el aceite de Argán, el oro líquido de Marruecos, conocido por sus altas propiedades cosméticas. Es en esta región donde se encuentran los bosques de Argán, únicos en el mundo.

 

Essaouira Vistas mar y muralla con cañones

Essaouira, antiguamente denominada Mogador, preserva la vida de los pescadores. Su puerto es un bullicio de barcas, azules, de madera, que amarran unas junto a otras, tras la pesca de la jornada. Hora de pescado, de compradores, de gaviotas. Todos arremolinados cada uno en su tarea.

Essaouira barcas puerto 1001Tours Morocco

Su playa de arena fina, es perfecta para dar un largo paseo, chapoteando por la orilla, observando a los adeptos al surf y al kate surf, llegados de todo el mundo para cabalgar sus olas y volar con sus vientos, a los dromedarios, paseando a turistas, a los jóvenes jugando a futbol. Una playa, limpia y a la vez vivida.

Essaouira vistas playa 1001 Tours Morocco

En los alrededores, encontramos playas interminables, desiertas, salvajes, preciosas, en donde un sinfín de actividades como montar a caballo, hacer una excursión con quads, surfear, nos abrirán el apetito para saborear el pescado fresco a la brasa.
Podemos relajarnos, o tomar preciosas fotos en las dunas de Cap Sim, un remanso donde desconectar. O podemos hacer una buena caminata por los bosques de argán y las sabinas.
O quizás nos interese la fauna de la región, en la reserva natural de las islas Mogador, que alberga multitud de especies de aves y diferentes de gaviota.
O conocer, la historia de la ciudad, recorriendo sus callejuelas entrelazadas, su escala fundada por los portugueses, los cañones españoles alineados en la muralla, el cruce de culturas, de oriente y occidente.

Y al final, cuando el día termina, nos sentaremos en la arena para disfrutar de la puesta de sol.
Nuestros circuitos personalizados son viajes a medida, pensados para cada cliente, eligiendo las mejores opciones para disfrutar de una ciudad pesquera a orillas del océano, acogedora y apasionante.

Essaouira foto muralla con gaviota

 

.

 

Imagen viajes a Marruecos 1001 Tours

Quizás ahora que llevamos tantos meses confinados, sin poder viajar, sin poder compartir con vosotros un país que nos apasiona, es cuando toma todo su sentido el eslogan que eligió el gobierno de Marruecos para dar a conocer su país.

Marruecos, el país que viaja en ti. Hay que viajar a Marruecos para vivirlo, para entender el significado pleno.

Hace unos días, recibí un whatsapp, Yuyo, Argentina, viajó a Marruecos con nosotros en 2016, hace ya 4 años: Qué lindo poder recordar cosas lindas. Una alegre tristeza o una triste alegría, nostalgia de no poder estar ahí pero tener alegría de haber estado…

Son muchos los clientes, ya amigos, con los que el contacto se mantiene pasados los años.

Quizás ahora, es cuando con los ojos cerrados, viajamos de nuevo a Marruecos, tal como nos cuenta Elena.

Cuando el estrés, las prisas, las dudas, los imprevistos, los horarios, los papeles, la multitud, las colas y el cansancio se apoderan de mí, cierro los ojos…y vuelvo a estar allí.

Camino entre las dunas del desierto, frente a un atardecer que tiñe de rojo el horizonte, mientras me envuelve un silencio delatador que permite escuchar los latidos de mi propio corazón. Hundo los pies en la arena, y siento paz.

Me pierdo de nuevo en los bazares, saboreo las fragancias, me deleito con los colores, las telas, los sonidos, las luces. Sonrío mientras escucho los solemnes cánticos de los minaretes, y me siento viva.
Contemplo a los comerciantes y los artistas, a las mujeres y el rubor de sus velos, a los niños sonrientes que revolotean a mi alrededor. Siento sus manitas cogiendo mis dedos, sus anhelantes ojos que me observan.

Me invade la dulzura del viento, el calor de las calles, la harmonía de una puesta de sol eterna. Y siento la esencia de un lugar que tiene magia, sin secretos.

Estamos esperanzados, con nuevas rutas, con nuevos 4×4, activos!!
Esperando poder volver a organizar circuitos personalizados a Marruecos para todos vosotros.

Imagen viajes a Marruecos 1001 Tours Imagen viajes a Marruecos 1001 Tours 4x4 Imagen viajes a Marruecos 1001 Tours

Kasbah Taourirt 1001 Tours Morocco

Es en el sur de Marruecos donde podemos explorar la ruta de las mil kasbahs. Traspasar las montañas del Atlas para adentrarnos en paisajes impresionantes por su naturaleza en estado puro.

Las kasbahs son construcciones de adobe pero de grandes dimensiones, fortificadas, construidas hace más de cien y doscientos años para proteger a sus habitantes de los ataques de otras tribus que llegaban con las caravanas del interior de África.

Muchas de ellas se han ido deteriorando con las inclemencias y el paso del tiempo, pero las hay que nos ofrecen todo su esplendor, que impactan, que transmiten todavía la cotidianidad del lugar.

Ya hablamos en nuestro blog de la Kasbah de Aït Ben Haddou, la más conocida de Marruecos, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pero hay más, como la Kasbah de Tamnougalt, imponente, impasible al paso del tiempo, al ajetreo de la carretera cercana con su ir y venir de vehículos. La Kasbah de los judios en Zagora, donde todavía los artesanos trabajan como antaño la plata. La Kasbah de Ameridil en el palmeral de Skoura, fina y elegante. La Kasbah de Telouet, en plenas montañas del Atlas, en uno de los pasos de la cordillera, Tiz n Telouet a 2.600 metros de altura. Mil kasbahs!!

Hoy nos dedicamos a la Kasbah de Taourirt, en Ouarzazat, una Kasbah enorme, bien conservada, quizás porque también es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, construida estratégicamente en el siglo XVIII en la ruta de las caravanas de Tombouctou a Marrakech. Una Kasbah preciosa, te paras ante ella, la observas y necesitas tu tiempo para asimilar lo que debió representar hace más de doscientos años, imaginas su laboriosa construcción, observas su belleza. Su color de tierra cálido te da la bienvenida y te invita a entrar, a descubrir sus recovecos. En su interior el palacio del Pacha Glaoui, el mismo que el de la Kasbah de Telouet, el señor del Atlas.

Telouet 1001 Tours Morocco

Al principio, un laberinto de pequeños y estrechos pasajes, escaleras que nos llevan a salas vacías, encaladas, que en su día su servicio debían tener, aunque ahora lo desconozcamos, seguimos avanzando, agachamos la cabeza, otra sala, y otra, todo parece similar, pero en lo alto, llega la sorpresa. Sala amplia, grandes ventanales que permiten disfrutar del paisaje en sus cuatro costados, un mirador precioso, bañado por el sol y la luz clara de África. Maderas policromadas, escayolas trabajadas con precisión, techos decorados, una maravilla que te detiene, te arropa y te lleva a disfrutar por unos momentos de la estancia igual que antaño lo debieron hacer sus propietarios.

1001 Tours Morocco Taourirt

1001 Tours Morocco Taourirt

Enrocada en un Ksar donde todavía viven familias, pasear por sus callejuelas nos transporta a otro tiempo a otro modo de vida que perdura, una vida humilde y tranquila, sin prisas, de callejuelas de tierra y casas de tierra.

Una de las muchas ventajas de nuestros circuitos personalizaos por Marruecos es que tu decides que Kasbah visitar y como visitarla, tu decides si la visita será fugaz o tomarás tiempo para disfrutarla sin aglomeraciones, una experiencia inolvidable.

Nuestro objetivo es ofrecerte una experiencia inolvidable, pensada y personalizada para ti, con la seguridad de que disfrutarás de tu viaje, sabiendo que cuando termine, marcharás con el sentimiento de querer volver y de eso van nuestros viajes personalizados a Marruecos, de clientes aventureros, curiosos, sensibles y respetuosos.

Telouet 1001 Tours Morocco

Khamlia 1001 Tours Foto Músicos

Dicen que quien pierde sus orígenes, pierde su identidad. En el sureste de Marruecos, a escasos kilómetros de Merzouga y las dunas de Erg Chebbí, en el pequeño pueblo de Khamlia, han sabido conservar sus orígenes.

Los habitantes de Khamlia son originarios del África negra, subsahariana, llegaron hace cientos de años con las caravanas que cruzaban el desierto del Sáhara. Con los años, consiguieron su emancipación y con los años cambiaron su vida nómada, asentándose y fundando el pueblo de Khamlia.
Mantuvieron su música, una vez al año celebran el Sadaka, ofrenda religiosa, y durante tres días y tres noches, sin descanso tocan su música y danzan llegando en ocasiones al trance.
Pero fue gracias a la iniciativa de Zaid Oujeaa que la esencia de Khamlia sea la música gnawa. Unos orígenes que se perdían, en donde solo ya los ancianos y algunos pocos, conocían como tocar las castañuelas de hierro, qraqab.
Zaid decidió enseñar música a los niños y jóvenes de Khamlia con el objetivo de proteger y promocionar la cultura de sus antepasados.

La música gnawa tiene como instrumentos las castañuelas de hierro, los tambores y el gimbiri, un bajo de tres cuerdas, entre ellos establecen un ritmo metódico de dos y tres golpes, en donde se añade la voz repetitiva de una frase, haciendo que la canción pueda durar mucho tiempo, produciendo en quien la escucha un estado semi hipnótico.

Hoy en día se ha convertido en una de las músicas más escuchadas en Marruecos, desde la plaza Jmaa el Fna en Marrakech ya podemos ir intuyendo la importancia de cómo la formación en los niños ha llevado a la promoción de esta música.

Llegar a Merzouga, adentrarse a las dunas de Erg Chebbí a lomos de un dromedario, disfrutar de un atardecer sentados en las dunas, con los pies en la arena, dormir bajo un manto de millones de estrellas, despertar y notar el sol en la cara, la luz clara y transparente del desierto, dirigirnos a Khamlia y oír a medida que nos acercamos al pueblo, como la música va tomando protagonismo, es un plan perfecto.

Dicen que viajar nos acerca a vivencias únicas que nos enriquecen la mente y el alma y esta, es una de ellas. Nuestros circuitos personalizados persiguen vivencias inolvidables y únicas, que acerquen a los orígenes y a la esencia de la cultura y las tradiciones de Marruecos.

Khamlia 1001 Tours Foto Músicos Khamlia 1001 Tours Foto Músicos

Dicen que viajar con los hijos les educa y los enriquece como personas, compartir juntos nuevas experiencias nos acerca aún más y lo vivido conjuntamente nos une para siempre por los buenos recuerdos.

Las vacaciones con niños, en verano, semana santa o navidades en Marruecos, es una opción segura de diversión y relax que las hará inolvidables.
Quizás dudéis, quizás os digan, ¿Marruecos?, ¿con niños?, ¿ya es seguro? No lo dudéis, Marruecos es un país seguro, en donde los niños van a disfrutar de experiencias inolvidables.
Marruecos dispone de todas las ventajas a las que estamos acostumbrados, que nos aseguran una estancia sin riesgos y a la vez, dispone de opciones fantásticas y no habituales en nuestro país.

Nuestros circuitos totalmente privados y personalizados, os transportaran a los sentidos de África.

Viajar con niños 1001 Tours Morocco

Preguntemos a nuestros hijos si les gustaría recorrer playas salvajes, infinitas, conduciendo un quad.

Essaouira, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es conocida, también, por la práctica del surf, quizás a nuestros hijos les apetecería! Una tabla de surf bajo el brazo y aprender a surfear las olas del Atlántico.

Viajar con niños 1001 Tours Morocco

Preguntemos a nuestros hijos, si les apetece montar a lomos de un dromedario y subir por las dunas del desierto más grande mundo, si quieren vivir la experiencia de ver el desierto del Sáhara, de descender las dunas en una tabla o rodando como las croquetas, si quieren dormir en una tienda en medio de las dunas,

Viajar con niños 1001 Tours Morocco

Preguntémosles si les gustaría aprender a tocar los tam tams como los hombres del desierto junto a una hoguera, si les gustaría tumbarse por la noche en la arena y adivinar estrellas, miles de estrellas,…

Quizás les gustaría montar a caballo a orillas de la playa, o en un dromedario, quizás les gustaría visitar la Kasbah de Aït Ben Haddou, imaginar cómo eran las caravanas que cruzaban medio África, o visitar los estudios de cine de Ouarzazate, donde se han rodado películas como La Momia, Cleopatra, Juego de Tronos,…

Compartir un juguete con los niños nómadas del desierto.

Montar a lomos de una mula y descubrir la cordillera del Atlas, con el monte Toubkal de 4.167 metros de altura.

Recorrer la medina de Marrakech, visitar los Jardines de Majorelle,…

Y, finalmente, disfrutar de unas palomitas en la piscina del riad.

Estas son las vacaciones ideales si han respondido que sí. Un montón de actividades nuevas y divertidas en plena naturaleza, también para nosotros que todavía tenemos una parte de niños en nuestro interior.

Añadimos relax, paz, tranquilidad, alejados del turismo de masas, gozando de un trato exquisito y totalmente privado y personalizado.

Azul, uno de nuestros colores preferidos, nos evoca el agua, el cielo, el mar, … pero Azul es también el vocablo que usan los tuaregs para el saludo. Azul o Salam, es la manera de saludar en Marruecos, lengua bereber o lengua árabe.

1001 Tours Azul

Las lenguas bereberes dominaban todo el norte de África, y permite que los bereberes de todas partes puedan comunicarse y entenderse.
Ahora, en Marruecos, la lengua berebere es cooficial con la lengua árabe.
En realidad, la lengua berebere de Marruecos es el Tamazigh y la lengua de los Tuareg el Tamasheq. Y en realidad los bereberes se denominan Amazighs y los tuaregs Imoshag, que significa, en ambos casos “hombres libres”.

1001 Tours Morocco Azul

La curiosidad nos empuja a descubrir nuevos caminos, a admirar nuevos paisajes, a aprender nuevas lenguas, a compartir nuevas culturas y costumbres.
Marruecos, es un país perfecto para curiosos, hay tanto por descubrir, tanto para enriquecer nuestra curiosidad!!!

Azul, un buen saludo y el color del mar,…

Azul, el color de los hombre del desierto, de los jardines de Majorelle, de las barcas de Essaouira o Asilah, de todo un pueblo como Chefchaouen en las montañas del Rif.

Nos apasiona Marruecos y todos sus azules, nos encanta compartirlo con todos los curiosos del mundo, por esto nos dedicamos a organizar viajes personalizados por todo Marruecos.

1001 Tours Morocco Azul